Etiquetas Tejidas Personalizadas
Etiquetas de Cartón & Más
Consejos Enseñar a Coser a un Niño Niña

Consejos para Enseñar a Coser a un Niño

Siempre he amado la idea de enseñar a coser a un niño. Tenía unos 16 años cuando empecé a coser y siempre deseé haber empezado antes. Como no tenía nadie que me enseñara aprendí lo básico a base de probar y equivocarme. Empecé cosiendo a mano lo que creo que me ayudó a tener éxito con la máquina de coser cuando estuve lista. Mi primer proyecto fueron unas cortinas de patchwork para mi habitación y cosí cada cuadrado a mano. Me llevó semanas pero me sentí muy orgullosa cuando terminé y a día de hoy aún las tengo guardadas. Cogí todo lo que había aprendido cosiendo a mano y me lancé a la máquina de coser. Hice muchos cojines y proyectos sencillos para acostumbrarme a la máquina y ver que podía hacerlo (y lo que podía hacer con ella). Una vez me sentí cómoda decidí empezar con proyectos más grandes. Cogí mi camiseta de sisas favorita y la deshice. Luego la volví a coser. Usé mucha de mi ropa como patrón para hacer nuevas prendas. Cuando me convertí en tía, supe que quería vestirla con mis diseños y llegado el momento enseñarle este maravilloso mundo de la costura cuando estuviera lista y le interesara.

Coser requiere mucha paciencia y como muchas de vosotras con niños sabréis, eso no es algo que demasiados niños tengan. Es importante que muestren interés y que no se vean presionados a aprender algo que puede que no les guste. Algo que para ti es emocionante puede ser aburrido y pesado para un niño. Introduje a Taylor en la costura cuando tenía 3 años. Y por introducir me refiero a dejar que me viese coser. Cuando era pequeña simplemente se sentaba en mi regazo y me miraba. La dejaba ayudarme a elegir los colores y tejidos. Algunas veces la dejaba sujetar el fondo de la tela mientras que la cosía. Cuando consiguió cambiar la tela de dirección estaba fascinada. Le encantaba ver el tejido que seleccionábamos convertirse en algo especial. Le gustaba llevar vestidos que sabía que yo había hecho sólo para ella. Fue una experiencia increíble y una fantástica manera de pasar el tiempo juntas. Cuando tenía 8 años decidí que era el momento de que empezase de verdad. Entre 6 o 10 años es una buena edad para empezar pero cada niño es diferente. Si preguntan y parecen interesados puedes intentar que empiecen. Puede ser algo que les guste unas pocas horas pero que luego se les olvide. Simplemente déjales decidir cuándo y cuánto quieren coser. Como mencioné coser fue algo que ella conocía y que había visto desde pequeña lo que creo que ayudó a que se interesara antes.

A continuación algunos consejos que utilicé para enseñar a mi niña el maravilloso mundo de la costura.

  1. Empieza cosiendo a mano. Coser a mano es un importante primer paso para cualquier principiante para aprender lo básico. Explícale cómo funcionan las puntadas y cómo cuanto más largas y más apartadas estén más floja quedará la costura. Enséñale cómo enhebrar la aguja y cómo asegurar el hilo. Si el hilo queda suelto hazle volver a enhebrarlo. Puedes comprar agujas con ojos grandes para hacer que sea más fácil. También puedes empezar usando un marcador o lápiz de colores para dibujar distintos patrones en la tela. Luego haz que tu niño cosa a lo largo de las líneas que habéis dibujado. Puedes comprar restos de tejido en cualquier tienda de telas lo que hará el proyecto más económico pero dale una gran variedad de opciones con las que trabajar para que practique.
  2. Que sea fácil! Esta es realmente la cosa más importante que recordar cuando enseñas a un nuevo estudiante cómo coser. Que entienda los conceptos mejor que una lista enorme de reglas van a hacer que se mantenga interesado y le permita ser creativo. No te pierdas explicando los tamaños de las agujas y los tipos de puntada, déjale que practique y aprenda sobre la marcha. Enseñar en pequeñas dosis es mejor que intentar explicar todo de principio a fin.   
  3. Hazle sentir que está al mando. Déjale escoger el tejido y el color del hilo que quiera, incluso si no combina. Pregúntale cuáles son sus formas favoritas y úsalas para que sienta que está creando algo seleccionado por él. Una vez pueda trazar las líneas y formas con el hilo y la aguja, puedes avanzar a cortar las formas y hacer que cosa dos trozos de tela juntos. Avanza con proyectos fáciles que le pueda motivar a aprender, como un cojín para su habitación.  Escoger la tela y hacer algo que verá cada día le excitará y le hará querer probar nuevos proyectos.
  4. Haz los patrones más gruesos. Si usas los patrones finos de la tienda de telas es fácil que tu niño se desanime cuando se rompan. Puede ser difícil para manejar con las manos pequeñas pero hay formas de hacerlo más fácil. Puedes hacer los patrones más gruesos usando papel más grueso y pegándolo al patrón. Esto te ayudará a hacerlos más duraderos y luego pueden reutilizarse muchas veces gracias a su grosor.
  5. La seguridad primero. Incluso cosas sencillas como enhebrar la aguja requieren una conversación sobre seguridad. La aguja es afilada y necesita entender la importancia de ser cuidadoso. Siempre es una buena idea mostrarle la máquina de coser en etapas cuando esté listo. Explícale para qué sirve el pie y como funciona la aguja. Muéstrale cómo posicionar sus manos para evitar lesiones. Describe cómo funciona el pedal. Explícale que no siempre más rápido es mejor y déjale que pruebe las diferentes velocidades. Asegúrate siempre de que es conscientes de dónde tiene las manos y lo que debería de hacer con ellas. Cuando expliques las distintas partes de la máquina de coser intenta separar las distintas partes. Por ejemplo, cuando enhebras la aguja en la máquina de coser tu niño no debería de tener nunca el pie en el pedal y debe de usar el pedal manual para que puedan enhebrar la aguja despacio y de forma precisa.

Estas son sólo algunas de las maneras de conseguir que tu pequeño empiece a hacer sus propias creaciones. Por encima de todo recuerda que se supone que tiene que ser divertido! Deja que sea él el que mande y decida a dónde y qué distancia quiere ir. Buena suerte y feliz costura!

Escritora: Lindsey

¡Síguenos y comparte los artículos!
Facebook
Facebook
Instagram
Pinterest
Pinterest
Seguir

Deja un comentario