Etiquetas Tejidas Personalizadas
Etiquetas de Cartón & Más

Guía para la Estampación de Camisetas

La serigrafía es una manera fácil de crear logotipos y diseños personalizados divertidos y profesionales. Tanto si estás comenzando tu negocio de camisetas o si lo haces por diversión, es muy fácil hacerlo desde casa.

Aunque el proceso puede parecer intimidante, es un proyecto de bricolaje totalmente factible. Una vez que tengas algunas herramientas iniciales para empezar, todo lo que necesitas son algunos diseños y camisetas para imprimir.

A continuación te dejamos unos simples pasos sobre cómo estampar las camisetas para que puedas personalizarlas y abrir el negocio online que siempre has querido.

MATERIALES

Malla de seda (la puedes comprar en un tienda de manualidades o de arte u online)

Emulsión para fotos

Lámpara con luz brillante

Hojas transparentes

Impresora

Raqleta o Escobilla de goma (como ésta)

Tinta de impresión

Cinta de pintor

Cinta Scotch

Agua

Camiseta

Si no quieres comprar todas las piezas por separado, o simplemente quieres empezar con la impresión a más pequeña escala, también hay kits para estampación como éste que están disponibles en casi cualquier tienda de artesanía o manualidades.

Paso 1

Crea tu diseño y usa la impresora de tu ordenador para imprimir en una hoja transparente. También puedes hacerlo en tu tienda local de fotocopias o copistería. Las hojas transparentes se pueden comprar en cualquier tienda de suministros de oficina, pero si vas va a hacer muchos diseños distintos y numerosas copias es mejor comprarlos online con descuento por grandes cantidades.

Paso 2

Prepara la pantalla y la emulsión fotográfica. Sigue las instrucciones sobre cómo mezclar el líquido de emulsión. Vierte una línea de emulsión en el borde de la pantalla y, usando la escobilla de goma, distribuye una capa fina y uniforme de líquido para cubrir completamente la pantalla. Repítelo en el otro lado para que ambos queden cubiertos de manera uniforme.

Nota: la emulsión fotográfica es sensible a la luz, por lo que es recomendable hacerlo rápido o trabajar en un ambiente en el que no haya la luz directa. Configura la pantalla en una habitación completamente a oscuras con un ventilador para acelerar el secado. Deja que se seque aproximadamente de 3 a 4 horas.

Photo of Colored silk screen

Foto de una pantalla de seda

Paso 3

Una vez la pantalla esté seca, es el momento de transferir la imagen. Una vez más, la pantalla es sensible a la luz, por lo que es aconsejable actuar con rapidez. Pon las transparencias en la parte posterior de la pantalla. Asegúrate de que las transparencias están colocadas correctamente, la imagen debe de estar colocada al revés. Usa cinta adhesiva para mantener la imagen fija. También puedes colocar un trozo de vidrio para mantenerla apretada contra la pantalla.

Coloca una lámpara sobre la pantalla y deja que repose durante 30-45 minutos. Sabrás que la imagen se ha transferido correctamente cuando aparezca más clara que el resto de la pantalla.

Paso 4

Una vez se ha completado la estampación, hay que limpiar la pantalla con agua corriente. Verás que la imagen aparece más clara que el resto. Lava la emulsión fotográfica que pueda quedar en la zona de la imagen utilizando un cepillo de dientes suave o una esponja. No frotes demasiado fuerte; para no dañar la zona de impresión.

Si hay algún error o partes que no deseas imprimir, utiliza la cinta de pintor para cubrir esas áreas antes de imprimir.

Paso 5

A continuación, extiende la camiseta sobre una superficie dura. Si fuera necesario, puedes pone un trozo de cartón entre las capas de la camiseta para evitar que la tinta traspase. Coloca la pantalla en la camiseta con la imagen en la posición correcta (del derecho). Extiende una línea gruesa de tinta de impresión por encima del diseño. Mantén la pantalla firme en su lugar y, con la espátula, extiende una capa uniforme de tinta. Puede ser que tengas que repetir este proceso un par de veces. La capa debe ser delgada y uniforme. Puedes raspar el exceso de tinta de la escobilla de goma y ponerla de nuevo en el frasco para futuros usos.

Paso 6

Se puede fijar la tinta con calor a la camiseta o bien poniéndola en una secadora durante unos minutos o colocando un papel encima y pasando la plancha un par de veces.

¡Y eso es todo! La camiseta ya está acabada y lista para llevar o vender.

Las pantallas se pueden reutilizar, limpiándolas con un producto para eliminar la emulsión fotográfica y enjuagando con agua.

Puedes ver todo el proceso paso a paso en el siguiente video.

La estampación de camisetas es una operación muy simple. Una vez que tengas las herramientas, el único problema es decidir qué diseños y dónde se van a imprimir. También hay un montón de tutoriales online que te pueden ayudar a construir tu propia imprenta para que puedas optimizar el proceso y ampliar los colores y los diseños. ¿Tiene preguntas o sugerencias acerca del proceso? Compártelas en la sección de comentarios de Wunderlabel España!

 

¡Síguenos y comparte los artículos!
Facebook
Facebook
Instagram
Pinterest
Pinterest
Seguir

Deja un comentario